El Aikido

Escuela de Aikido Dojo Marcial El Aikido Algunos  Conceptos Fed. Aikikai Argentina Cartelera Horarios y Aranceles Biografías Normas y Etiquetas Programa de Examen Vocabulario Artículos Publicaciones y Novedades Contactenos Registro de Visitantes



El Aikido

El Aikido es un arte marcial de origen japonés. Arte de combate que permite defenderse sin armas contra uno o varios adversarios armados o desarmados. La diferencia fundamental con otras artes marciales estriba en que busca disuadir al adversario y neutralizar su intención agresiva, más que derrotarle.

El practicante de Aikido utiliza técnicas de proyección y de inmovilización para desequilibrar o dominar a su adversario; puede también acompañar sus movimientos de una serie de "atemis", es decir golpes en puntos vitales del cuerpo. Su ejercicio incluye la práctica con diversas armas. A diferencia de otras artes marciales, el Aikido excluye tajantemente toda idea de competición. A primera vista el Aikido, con sus bellos movimientos circulares podría parecer, en ocasiones, poco efectivo, sin embargo contrariamente a esa apariencia "blanda", es en realidad "duro", vigoroso y dinámico, con técnicas de probada eficacia.

El Aikido está dirigido a todo el mundo, cada uno puede practicarlo a su conveniencia en función de su edad, de su sexo y de sus posibilidades físicas, a condición de estudiar y practicar con continuidad y dedicación. Constituye una perfecta escuela de aprendizaje, experimentación y desarrollo de los valores morales y físicos del individuo. En definitiva, un completo método de educación:

Física, mejora la salud mediante:

  • el desarrollo armonioso de todas las partes del cuerpo
  • el aumento de la elasticidad de las articulaciones
  • la corrección de la columna vertebral
  • el control de la respiración la relajación

Técnica, la ejecución de los movimientos exige:

  • el estudio del desequilibrio
  • el conocimiento y utilización de la energía
  • el desarrollo de los reflejos

Moral, por respeto al espíritu de no-violencia (que caracteriza al Aikido) y al Bushido (código de honor tradicional), el practicante adquiere y potencia valores como la amabilidad, la educación, la bondad, el coraje, la modestia y el autodominio.

 

Pensamientos

Al unificar en la técnica, cuerpo y alma, el budo se incorpora a nuestro ser en toda su pureza. El tipo de budo que se manifestará no depende en la técnica, sino, del corazón del practicante.

El objetivo de Aikido es encuadrarse con este tipo de budo, y se expresa dentro de nuestro corazón y según su naturaleza.

Aquí están algunos pensamientos en el espíritu de aikido.

- Aiki es amor.

- Con el corazón del cielo y la tierra, vuélvase a su corazón. Para incluir en el espíritu un amor vasto e incondicional para todo y para cumplir su destino de vida, usted debe transitar por el camino del guerrero "el budo".

- Aiki quiere golpear bajo al ego y negarlo; y la insinceridad inherente confrontándola como a un enemigo. Aiki es el camino esclarecimiento y de absolución indispensable; las técnicas marciales son la encarnación de la disciplina y la jornada de unir el espíritu y el cuerpo, y encauzar las leyes de cielo

 

Ideología

En aikido existe una mentalidad que cada uno y cada persona en la raza humana deben intentar lograr. Y, al mismo tiempo, el aikido es la guía que encauza dicho camino.

La disciplina de aikido gira alrededor de esta idea, por lo menos, logrando perder todos los pensamientos combativos en nosotros y en nuestros atacantes. (Por supuesto, ésta no es una meta en sí mismo; especificar la meta es probablemente imposible.)

Los métodos usados para disipar nociones combativas pueden resumirse en las siguientes cuatro ideas:

1.Para dar muerte
2.Para herir
3.Para capturar
4.Para negar el conflicto

El espíritu de aikido esta de acuerdo con la cuarta idea la de negar el conflicto, y para alcanzar dicha idea, nosotros practicamos la tercera idea de capturar y inmovilización dentro de nuestras técnicas. No hay ninguna técnica de matanza o de daño específico hacia un atacante dentro del aikido.

Las técnicas involucran sólo las manos y no los pies, y no hay movimientos ofensivos como: golpear, empujar, o dando de puntapiés. Además, todas las técnicas sólo se ejecutan si recibimos un ataque. La noción de Aikido de espacio entre el atacante y el defensor, es la distancia con tegatana (la idea del espada-brazo). Nosotros no empezamos un combate con agarres, pero en cambio, todas las técnicas empiezan con una distancia.

Los particularidad de estas técnicas es que ellas manifiestan el espíritu del verdadero corazón sincero de uno a través del espíritu de aikido, y son las manifestaciones de este espíritu humildad y justicia.

  • Extraído y traducido del sitio oficial del Aikikai World Headquarters Aikikai Fundation

El Propósito

 

Quien mejor define el propósito del Aikido es el mismo maestro Morihei Ueshiba en su libro "El Arte de la Paz":

El Aikido no se apoya en armas ni la fuerza bruta para triunfar; en lugar de eso nos afinamos con el universo, mantenemos la paz en nuestros ámbitos, nutrimos la vida y evitamos la muerte y la destrucción.

El verdadero Samurai es aquel que sirve y adhiere al poder del amor. No hay contiendas. El verdadero guerrero es invencible porque no lucha con nadie. Vencer significa derrotar la idea de disputa que albergamos en nuestra mente.

Nunca atacamos. Atacar es prueba de que uno está fuera de control.

Nunca huyas de un desafío, pero no trates de eliminar o controlar a un oponente de manera antinatural. Deja que los atacantes se acerquen del modo en que quieran y mézclate con ellos.

Nunca persigas a un oponente. Reorienta todo ataque y manténte firmemente atrás.

 

(Morihei Ueshiba, El Arte de la Paz, Ed. Troquel).